ActualidadUniversidad

Exitosa prueba del primer avión eléctrico argentino

El Centro Tecnológico Aeroespacial de la Facultad de Ingeniería de la UNLP (CTA-UNLP), en colaboración con Aviem Aeronáutica SRL, ha estado trabajando en el desarrollo del fuselaje de esta aeronave pionera en Argentina.

El proyecto, liderado por la Facultad de Ingeniería, ha alcanzado un importante progreso al instalar las baterías de litio necesarias para la propulsión eléctrica del avión. Se espera que el AV100 Epower esté en pleno vuelo este año, una vez que se completen las pruebas requeridas y se obtengan las autorizaciones pertinentes de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Marcos Actis, director del Centro Tecnológico Espacial y decano de la Facultad de Ingeniería, explicó el proceso: “Hemos puesto en marcha el motor y estamos llevando a cabo pruebas de varios parámetros. Hemos instalado la hélice y asegurado su correcto funcionamiento junto con el motor en términos de régimen de revoluciones. También hemos evaluado la temperatura e implementado un sistema de refrigeración”.

El ingeniero aeronáutico Claudio Rimoldi, investigador y responsable del proyecto, detalló que se han realizado diversos ensayos funcionales en el hangar de la Facultad de Ingeniería en el Aero Club La Plata. “Hemos probado la instalación de la hélice y cómo interactúa con el motor y las baterías. Se han medido varias variables, incluida la fuerza de tracción de la hélice en condiciones de despegue y vuelo crucero, proporcionando información crucial para el desarrollo del sistema”.

Los resultados obtenidos fueron altamente satisfactorios, con la participación de varios investigadores y el respaldo de Aviem Aeronáutica SRL. Este proyecto ha recibido financiamiento a través del Programa Potenciar Economía del Conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, junto con inversiones propias del CTA-UNLP y de la empresa Aviem.

Según declaraciones de Aviem, la aeronave estará habilitada en categoría experimental para fines de investigación y desarrollo, con una capacidad de carga útil de 180 kg y una autonomía de vuelo de una hora, transportando hasta dos personas.

El decano de la Facultad de Ingeniería destacó que el próximo paso es completar el proceso de habilitación y certificación del avión, así como evaluar las baterías en producción en el CTA-UNLP y establecer normas de certificación para aviones eléctricos.

Este proyecto, derivado de los avances de la UNLP en propulsión de vehículos con energías renovables, marca un hito en la aplicación de tecnologías sostenibles en la industria aeronáutica argentina. Con la continua evolución de las tecnologías de almacenamiento de litio y motores de alta eficiencia, el avance hacia vehículos aéreos eléctricos se presenta como un desafío alcanzable y prometedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *