ActualidadEducación

Juntan firmas para evitar vaciamiento de la UNMA

“La situación actual de la UNMa es crítica. A nosotros no nos han mandado absolutamente nada, nuestra cuenta en el banco está en cero”, dijo a Somos Télam Caamaño, quien también es exinterventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), en el marco de un desfinanciamiento generalizado a todas las universidades públicas argentinas, excepto la Universidad de Buenos Aires (UBA), cuyo presupuesto para gastos de funcionamiento fue actualizado por el Gobierno nacional.

Y completó: “Hace cinco meses que no se pagan sueldos, no hay investigación, no hay extensión universitaria, no hay seguros para docentes, estudiantes y trabajadores, no podemos emitir los títulos de quienes se recibieron el año pasado, nos cortaron internet porque no lo podemos pagar”.

“Si bien se replicó el presupuesto de 2023 para 2024 -congelado- ese presupuesto está en el Ministerio de Justicia, pero como ahora somos universidad Justicia le tiene que pedir autorización al Ministerio de Capital Humano o a la Secretaría de Educación y ellos no dan el ok. O sea que además hay una ilegalidad por parte del Ejecutivo porque la retención es ilegal”, explicó la autoridad de la UNMa.

En las redes sociales de la casa de estudios denunciaron: “Nuestra Universidad no ha recibido los fondos que figuran en el presupuesto para su normal funcionamiento. Volvemos a exigir a las autoridades nacionales que cumplan con la ley”.

Además, la situación es crítica porque “el hostigamiento por parte del Ejecutivo Nacional y la discriminación por ser la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo”, advirtió Caamaño.

Respecto a esto, en el formulario de junta de firmas puntualizaron que “en sintonía con las políticas negacionistas reivindicadas por el gobierno, el Poder Ejecutivo decidió cortar totalmente desde el mes de enero los fondos destinados a financiar el normal funcionamiento de la universidad, dedicada por ley del Congreso Nacional a la enseñanza y la promoción de los derechos humanos, sociales, económicos, ambientales y culturales con una perspectiva de género y de inclusión social”.

En la UNMa cursan 2245 estudiantes y dictan clases 240 docentes. Además el personal no docente está conformado por otras 60 personas.

Allí se dictan las carreras Abogacía, Historia (licenciatura y profesorado), Trabajo Social, Ciencias Políticas (que comenzó este año y tiene 220 estudiantes) y Comunicación Social.

En cuanto a la falta de respuesta del Gobierno, Caamaño subrayó: “Hemos mandado ya cuatro notas al secretario Carlos Torrendell solicitando una entrevista para explicarle la situación de la universidad y llevarle toda la documentación que él precise y todavía no respondió ninguna de las cuatro. Mandamos una por mes”.

“El Gobierno está intentando cerrar la UNMa, pero nosotros como hijos de las Madres de Plaza de Mayo estamos en resistencia y lucha. El calendario universitario se aprobó. Las clases comenzaron y se siguen dando, pero virtualmente, no podemos tener presencialidad -sin las condiciones necesarias-”, explicó la rectora.

Sobre el plan de lucha, la autoridad académica de la UNMa destacó la junta de firmas y el pedido a universidades del extranjero de que manden notas al Ejecutivo solicitando que “no dejen caer la Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo”. 

Además, la semana que viene, se sumarán al paro nacional universitario el 23 de mayo y a una marcha de antorchas el 22. 

“También pensamos hacer un abrazo a la universidad, dar alguna clase pública, cosas que ya hicimos e iremos repitiendo”, concluyó.

Antes de convertirse en universidad nacional en octubre de 2023, la institución, que comenzó en el 2000, fue la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. 

También fue Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos “Madres de Plaza de Mayo” (IUNMa), una institución universitaria nacional creada por Ley N° 26.995 (promulgada 7 de noviembre de 2014), como unidad funcional del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, constituída sobre la base de la ex Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, integrando la experiencia pedagógica y oferta académica de dicha institución.

Fuente: somostélam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *