ProvinciaSalud

Vuelve la “Supersopa” ante el crecimiento de la pobreza

En medio del acelerado aumento del índice de pobreza que enfrenta Argentina, la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) ha reanudado la producción de la Supersopa, un superalimento que se originó en 2002 tras la crisis social, política y económica de 2001, que resultó en un drástico aumento de la desocupación, la pobreza y la indigencia. La producción de este vital recurso ya se había reactivado durante el gobierno de Mauricio Macri. Y ahora en tiempos de Milei, un gobierno caracterizado por su insensibilidad social, que desabastece comedores comunitarios y trata de buscar cuanta herramienta tiene a su alcance para no repartir toneladas de alimentos compradas por el gobierno anterior, llevándolos al borde de su vencimiento, la Supersopa vuelve a producirse “porque es más acuciante la necesidad de los comedores barriales”, sostuvo el rector de la UNQ, Alfredo Alonso.

Un alimento nutritivo y esencial

La Supersopa es elaborada por becarios de la carrera de Ingeniería en Alimentos de la UNQ, lo que garantiza su alto valor nutricional. “Contiene carne, arroz, arvejas, zanahorias y papas. Se produce en latas de cuatro litros, lo que equivale a 50 raciones. No está deshidratada, sino concentrada, y con el agregado de agua puede alimentar a cualquier persona”, detalló Alonso. Gracias a su envase herméticamente cerrado, la Supersopa tiene una duración de hasta dos años.

“La Supersopa está destinada principalmente a comedores populares y escolares, con el objetivo de proporcionar un alimento nutritivo a las personas que más lo necesitan”, enfatizó Alonso.

Formación profesional y responsabilidad social

El rector también mencionó que el proyecto está bajo la dirección de la ingeniera Anahí Cuellas y que los estudiantes de Ingeniería en Alimentos participan en prácticas profesionales supervisadas, integrando así una formación con responsabilidad solidaria.

“Queremos transmitir a los estudiantes que, además de recibir una formación integral en Ingeniería en Alimentos, adquieran una práctica solidaria y una responsabilidad social. La universidad no está aislada y es parte del sistema donde se encuentra”, concluyó Alonso.

Para celebrar el regreso de la Supersopa, el próximo 10 de julio se realizará un locro abierto a la comunidad universitaria y vecinal.

La Supersopa fue inicialmente un programa académico creado por las autoridades de la UNQ hace más de 20 años. Sin embargo, debido al deterioro de las condiciones económicas, se amplió para ayudar a mitigar los efectos de la crisis alimentaria en las comunidades más vulnerables.

El éxito del programa ha sido tal que en años recientes autoridades de diversos países han mostrado interés tanto en adquirir el producto como en la tecnología para producirlo.

La reactivación de la Supersopa por la UNQ es un testimonio del compromiso de la universidad con la comunidad ante la acuciante situación por la que pasan bastos sectores de la población argentina, demostrando cómo la educación y la investigación pueden ser herramientas poderosas para enfrentar desafíos sociales y mejorar la calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *